sábado, 9 de julio de 2011

Tarde Perreodista


Se termina el primer semestre. Como si fuera hace tan sólo una semana atrás, nuestro último examen nos trae a la memoria el día en que nos conocimos. Un montón de adolescentes no tan normales, llenos de sueños y nuevas metas. ¿Quién diría que nos haríamos amigos tan rápido?

Con unos pocos, muchos, pequeños, enormes problemas, nuestras relaciones son un tanto confusas, pero al final los quiero de todos modos.
Todo se acaba, y por fin cerramos el semestre para dar paso a unas vacaciones que prometen ser relajantes al 100%. Con ansiedad, un poco de miedo, pero por sobretodo, anhelando descansar para volver con las baterías recargadas y mucha fuerza para seguir adelante.
Tenemos cosas en común, y aunque también somos incompatibles en otros ámbitos, juntos conformamos un gran equipo. Con el apoyo de mis nuevos amigos, podré llegar muy lejos.
La universidad sigue siendo un mundo nuevo y lleno de sorpresas, pero alguien tendrá que avisarle que ya no podrá detenerme... Nada impedirá que alcance todo aquello que algún día deseé.
Para despedir el semestre, y a Matías, que se cambia de carrera, una compañera organizó una hamburguesada en su casa. Lo pasamos increíble, y me hace pensar que en realidad sí voy a extrañarlos estas vacaciones.

2 comentarios:

  1. ahaha que graciosas las fotitos!!!!
    y oye, lo siento xq mis poesías te hayan recordando a esa persona...pero...por eso las hago, para que sepas que hay que seguir a delante que siempre llega alguien mejor!!!:)

    Besitos lindosss

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Say what you have to say